Villa Lanteri y Urquiza, a un mes de cumplir su sueño

Las obras en los techados de los clubes de básquetbol están próximas a finalizar. Pronto sus socios y deportistas podrán ver realizado el sueño del estadio cerrado.

1

Ya queda muy poco para que los clubes sanjuaninos dedicados a la práctica del básquetbol, como lo son Villa Lanteri y Urquiza, comiencen a disfrutar de sus estadios techados en sus canchas de Desamparados y Concepción respectivamente. En el mes de octubre se terminará la obra y posteriormente se realizará la inauguración tan ansiada que les permitirá a estos clubes históricos del ambiente local, disfrutar de un espacio óptimo para la práctica de este hermoso deporte, y que nuclea a divisiones inferiores en ambas ramas.

Los techados cuentan con una estructura de pórticos metálicos constituidos por perfiles alveolares, que alcanzan 10 metros de altura en su punto más elevado. Los paneles de la cubierta son prefabricados y cuentan con aislación termoacústica. Además, se instalará un sistema de iluminación instalado tipo led y alcanzará un nivel lumínico de 500 lux en forma homogénea, apto para el desarrollo de competencias profesionales. También camarines y sanitarios, además de piso de parquet flotante en el campo de juego.

Las obras ya cuentan con un avance importante, y ya montados todos los pórticos metálicos, comenzó a colocarse los paneles del techo y laterales, para completar el cerramiento. En paralelo se viene trabajando con la instalación eléctrica del campo de juego, y posteriormente, para la semana entrante, comenzará a colocarse el piso de madera flotante.
Luego del mes de octubre, estos clubes que históricamente realizaban su actividad deportiva a cielo abierto, podrán contar con la posibilidad de realizar encuentros provinciales, regionales o nacionales en su disciplina, competencias que nunca pudieron organizar en sus canchas, teniendo que recurrir a otros escenarios que reunieran las condiciones apropiadas, como el estadio Aldo Cantoni, o en su defecto el Norberto Ambrosini del Palomar. Esta posibilidad única, les otorga la chance de programar este tipo de actividades sin depender de terceros, y así crecer deportivamente, motivar a sus basquetbolistas, acercar más personas a la práctica deportiva y extender los horarios de utilización, sin importar las condiciones del clima o la rigurosidad de nuestro sol sanjuanino.

Actualmente estos clubes que esperan la finalización de obra, se encuentran cediendo la localía, tanto en el torneo apertura pasado, como en el actual clausura que se encuentra en plena competencia fiscalizada por la Federación sanjuanina de Básquetbol.

El antes y después de Villa Lanteri

/


El antes y después de Urquiza

 

Modificado por última vez en Viernes, 17 Septiembre 2021 12:31

Los comentarios están cerrados.