Newell’s define su futuro en las urnas tras una campaña violenta

Tres listas compiten por la presidencia del club de fútbol rosarino en unas elecciones marcadas por actos violentos previos. El oficialismo lleva la candidatura de Cristian D'Amico, por la oposición van dos listas, una encabezada por Ignacio Astore y la otra por Ariel Moresco.

6

Un padrón de 19.276 socios y socias del Club Atlético Newell’s Old Boys están habilitados a votar este domingo entre las 9 y las 19 en el estadio Coloso Marceo Bielsa, del Parque Independencia de Rosario, con protocolos sanitarios de prevención, en las elecciones para renovar su comisión directiva, que fueron postergadas dos veces por la pandemia de Covid-19.

El acto eleccionario, que debió llevarse a cabo en diciembre del año pasado, fue directamente suspendido sin siquiera fijar fecha a raíz de la pandemia, y lo mismo ocurrió con la fecha del 25 de abril último, que también fue postergada por la segunda ola de coronavirus.

Las tres listas habilitadas a participar de los comicios son el oficialista Frente Rojinegro, con el vicepresidente segundo Cristian D’Amico como candidato a presidente; y los opositores Movimiento de Independencia Leprosa (MIL), con el exmédico del club Ignacio Astore, y Movimiento 1974, con el exsecretario de la entidad, el abogado Ariel Moresco.

La campaña electoral se calentó en la última semana, cuando el candidato opositor Astore y su familia recibieron amenazas -por medio de llamados telefónicos, mensajes en las redes sociales, un pasacalle frente a la clínica de su esposa, pintadas y volanteadas- y sufrió la vandalización de su auto, al que desconocidos le abollaron el techo y le rompieron las ópticas cuando estaba estacionado en inmediaciones de su trabajo, el Hospital Privado Rosario, en el barrio del Abasto, del macrocentro rosarino, a unas diez cuadras al este del estadio del Parque Independencia.

Cristian D

Cristian D

La tensión de la campaña creció más aún a unas horas de la denuncia de las amenazas y ataques a Astore cuando desconocidos balearon la casa y el auto de Damián D’Amico, un hermano menor del vicepresidente de Newell’s, en un barrio residencial de Funes, una ciudad situada a 15 kilómetros al oeste del centro de Rosario, en el que habrían participado integrantes de la barra brava «rojinegra».

«Ellos dicen que los van a dejar a (el director deportivo Lucas) Bernardi, a (el director técnico Fernando) Gamboa, a (el referente de las divisiones inferiores Jorge Bernardo) Griffa y a (el coordinador de las divisiones inferiores Enrique) Borrelli. Entonces la verdad que no sé dónde está el cambio que proponen», declaró D’Amico, en el cierre de su campaña, en la que prometió «construir la bandeja de la popular que se llamará Lionel Messi» y «traer un 9 de jerarquía, que está jugando en el exterior».

Enfrente, Astore -quien fue médico del club durante 16 años, incluidos los 14 del extinto presidente Eduardo José López- advirtió el sábado en el cierre de campaña en el Salón Metropolitano, del Alto Rosario Shopping, del barrio Refinería, que «la camiseta de Newell’s es muy pesada y antes no se la ponía cualquiera, tenían que pedir permiso para ponérsela».

«Newell’s es, lejos, el club más grande del interior, el club que le dio más jugadores a la Selección, que nos hicieron conocidos a nivel mundial, somos grandes por los (Julio César) Saldaña, los (Gerardo) Martino, los (Rubén Américo) Gallego y los (Norberto) Scoponi, pero tenemos que recuperar el lugar que nos merecemos«, planteó.

Ignacio Astore, candidato opositor.

Ignacio Astore, candidato opositor.

En tanto, el exsecretario Moresco cuestionó la política futbolística de los últimos años al puntualizar que «Newell’s sacó en los últimos 20 años de (el Complejo de Fútbol Infantil) Malvinas cuatro jugadores que llegaron a primera: Maxi Rodríguez, sus primos (Denis y Alexis Rodríguez) y (el marcador lateral derecho Facundo) Nadalín».

«El objetivo es hacer de Newell’s, cada día, un club más popular», expuso en su último mensaje a los socios.

Los comentarios están cerrados.